CÓMO APROVECHAR LOS DESNIVELES DEL TERRENO









A menudo nos encontramos con parcelas que lejos de ser planas, tienen una topografía importante. Este tipo de terrenos complican el diseño, tanto de la arquitectura como de los exteriores, obligándonos a buscar soluciones para adaptarnos a la realidad del lugar.

En muchas ocasiones, se tiene la tendencia de realizar movimientos de tierras que dejen todo el terreno al mismo nivel, pensando que de esta manera solucionamos el problema.

La primera reflexión que quiero hacer es preguntar ... ¿realmente es un problema?, o ¿puede ser una oportunidad?. Soy de la opinión de que la topografía bien trabajada se convierte en la mejor aliada para dotar a nuestros proyectos de una mayor riqueza espacial.

¿Realmente es necesario poder recorrer cómodamente todo el jardín para disfrutar mejor de éste?. Pues no. En el jardín se disfruta lo que se puede pisar y lo que, simplemente, se puede contemplar. De esta manera, un terreno en pendiente bien tratado puede ser una maravilla si lo convertimos en escenario para disfrute de la vista en los momentos de relax.

Este tema me ha traído más de una negociación con clientes que me pidieron transformar sus terrenos en pendiente para dejarlos como superficies planas. Y he de decir que, si bien la mayoría de las veces he conseguido convencerlos, también se me ha dado el caso de tener que pasar el rodillo finalmente. 

Me resulta mucho más atractivo esculpir el terreno que allanarlo. Podemos hacer banqueos, tramos de peldaños, aprovechar desniveles para construir parterres ... es cuestión de buscar soluciones y no de ir a lo fácil.

Por otro lado, adaptarnos al desnivel siempre será más sostenible por el ahorro en movimientos de tierras y construcción de muros de contención con sus correspondientes drenajes, impermeabilizaciones ...

He querido ilustrar este artículo con una maqueta virtual de uno de los proyectos que estoy desarrollando ahora en el estudio. De momento es una propuesta y estamos en fase de evolución. La idea es lanzar al vacío la pasarela de madera que viene desde la piscina, aprovechando unas vistas increíbles de un encinar. Evidentemente, debemos proteger el desnivel, por lo que incorporamos unos vidrios para evitar las caídas, pero conseguimos a cambio un lugar con una magia especial. La estrategia complementaria estará en ubicar algún árbol que proteja del sol y permita transformar el mirador en el mejor lugar para leerse un libro.

No me digáis que no dan ganas de sentarse a leer ...

Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje

Quizá puedan interesarte estos otros artículos:


Mi nombre es Ángel Méndez, arquitecto y paisajista apasionado de la creación de espacios con magia.  Te invito a seguir este blog y echar un vistazo a la web del estudio, donde podrás encontrar algunos de mis trabajos realizados.




Comentarios


Proyectos de Viviendas y Jardines EXCLUSIVOS