Los 5 ERRORES más frecuentes en el DISEÑO de JARDINES

paisajistas










1.- EXCESO DE CÉSPED


¿Sabías que una pradera de césped consume 6 litros por m2 y día en los meses más calurosos?. Tener una extensión excesiva de césped puede significar soportar un coste de mantenimiento desorbitado en el caso de no contar con un pozo y regar a base de conexión a la red municipal de aguas.

En cambio, las plantas de bajo consumo englobadas dentro de lo que denominamos jardinería mediterránea, están en un consumo medio de 1,8 l/m2 y día. Una diferencia notable, ¿verdad?.

Es importante reducir las superficies de césped para dejar paso a una jardinería de menor consumo. Será suficiente con dejar una pequeña zona de pradera cerca de la piscina, para tener la opción de andar descalzo y poner unas toallas en verano, pero nada más. En el resto del jardín, busca otras alternativas.

Curiosamente, mucha gente piensa que si no dota a sus exteriores de grandes praderas de césped, su jardín no tendrá el aspecto soñado. Nada más lejos de la realidad, los mejores  y más atractivos diseños van de la mano de la combinación de arbustivas.

Siempre pongo un ejemplo práctico de algo que me sucedió hace ya unos años con un diseño en Portugal. Los clientes tenían una terraza de 60 m2 de césped, pues defendían la teoría que para amortizar esos 60 m2, la superficie debería ser "pisable" en toda su extensión. Por lo tanto, sembraron todo de césped. El resultado fue que el espacio no tenía encanto y no ofrecía muchas alternativas como estancia exterior. Costó convencerlos de que los exteriores se disfrutan también con la vista y que, a veces, renunciando a poder pisar sobre todo el terreno, conseguimos mejores resultados. Evidentemente, también reducimos gastos de mantenimiento. ¿Quieres ver cómo fue la transformación de un rectángulo verde de césped al Chill Out que resultó del cambio?, pues mira este otro artículo donde cuento, además, cómo se construyó paso a paso:



2.- PONEMOS TODAS LAS PLANTAS QUE NOS GUSTAN



El segundo error más común es plantar en el jardín todas aquellas especies que nos gustan. A priori parece que sería lo más coherente, pero hay que combinar bien los diferentes tipos de plantas y saber cuándo parar. Ponerlo todo puede significar sobrecargar y eso no es lo deseado en un buen diseño. Recuerda, "menos es más". 

Hay que tener en cuenta también el tipo de jardín que estamos componiendo. No sería muy coherente, por ejemplo, colocar bambú en mitad de una combinación de plantas herbáceas mediterráneas. Hay que tomar decisiones acordes a lo que estamos diseñando.

Quizá pueda interesarte echar un vistazo a este otro artículo en el que doy algunas claves sobre los inicios en el proceso creativo de un diseño:



3.- NO REALIZAR DRENAJES


Esto no lo hace casi nadie, ¿cómo puede ser?. Drenar un jardín es tan importante como sembrarlo con las especies seleccionadas. 

No solamente será necesaria la evacuación de los excesos de aguas de riego. En los exteriores también aparecerán problemas de escorrentías de aguas provocados por las lluvias o por condicionantes del terreno. 

En los puntos más bajos del jardín irán a parar todas las aguas. También en los saltos en el terreno; por ejemplo, si tenemos un muro de contención que define dos niveles, será necesario drenar el nivel superior para que no aparezcan humedades en la cara del muro que da a la parte inferior.

¿No sabes cómo realizar correctamente los drenajes?, pues échale un vistazo a este artículo donde doy las claves para su correcta ejecución:

EJECUCIÓN de DRENAJES PARA JARDINES



4.- NO PREVER LA APARICIÓN DE MALAS HIERBAS 


A menudo me encuentro con zonas cubiertas de gravilla que han sido pensadas para no dejar crecer las malas hierbas pero que no cumplen con su función.

Si debajo de la gravilla tenemos tierra, las hierbas acaban apareciendo igualmente, por lo que será necesario colocar una malla antiraices que quedará oculta.

Según los casos, puede ser interesante realizar una solera de hormigón con recogida de aguas hacia una arqueta, pero ya estaríamos hablando de soluciones más complejas y caras de realizar.



5.- SOBREPOBLACIÓN DE PLANTAS


¡Recuerda que las plantas crecen! y cada una tendrá un diámetro y velocidad de crecimiento diferentes.

El jardín que queda bonito el primer día estará desproporcionado. Al principio debe existir separación entre las diferentes plantas y será necesario tener paciencia para lograr tener un jardín equilibrado.

Si pretendes rellenar todos los huecos para obtener un resultado rápido, más adelante tendrás un resultado caótico y desbordado.

Ya escribí sobre este asunto, puedes leerlo en el siguiente enlace:



Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje







Proyectos de Viviendas y Jardines EXCLUSIVOS