DISEÑO EN BIEL/BIENNE - SWITZERLAND

BIEL/BIENNE - SUIZA
Diseño: Ángel Méndez



Landscape















El diseño de este jardín se ha gestado bajo la premisa de la sencillez y la recreación de un ambiente natural. Se ha optado por la ubicación del nuevo espacio Chill-out en el centro de la parcela, como la mejor manera de encontrar el equilibrio compositivo y para un mejor aprovechamiento del programa establecido.

La balsa de agua estará en contacto directo con la plataforma de madera de la estancia central. De esta manera, desde el Chill-out no sólo se tendrá contacto visual con el agua, sino que la sensación será de total conexión en la configuración de un solo elemento madera-agua, donde se pueda extender la mano para sumergirla en el estanque. La disposición de la vegetación que rodea al estanque favorecerá la proyección de semisombras que aplaquen la insolación de la exposición SO.

La dotación de plantas de fondo oxigenadoras, un sistema de recirculación del agua con filtro biológico y las carpas Koi previstas, serán las claves para un mantenimiento adecuado del equilibrio de las aguas.

La configuración centralizada del conjunto estancia-estanque, hace necesaria la incorporación de pasos a través del agua que favorezcan las circulaciones sin necesidad de realizar rodeos innecesarios. Éstos son resueltos mediante pasarelas de piedra de gran formato, que imprimen un carácter muy especial al conjunto.

Landscape

Inicialmente, el área zen fue concebida como una prolongación de la misma tarima de madera, de tal forma que disfrutando de la estancia del Chill-out, pudiera contemplarse a la vez el estanque y el jardín seco de rocas en una perfecta armonía. Por razones de organización del espacio y atendiendo a las necesidades de la propiedad, se reubicó esta área en el terreno comprendido entre el invernadero y la linde izquierda, que será ocultada de las vistas mediante una gran barrera de bambú. De esta manera, se obtiene mayor intimidad para el uso de retiro y meditación pretendido. 











Las traseras se mantienen limpias, abiertas, accesibles al tractor que anualmente deberá acceder hasta los dos cerezos para la recolección de los frutos. La jardinería prevista en sus perímetros será de medio-bajo porte, permitiendo así seguir disfrutando de las vistas del bosque que hace las veces de telón de fondo.

La linde derecha se oculta mediante la composición arbustiva y arbórea que, a su vez, servirá de protección para los delicados Acer palmatum. El camino de piedra que discurre entre esta zona y el estanque se ha configurado de tal manera que cumpla con una de las premisas más interesantes en el diseño de jardines: intuir antes de ver.


La selección de especies ha sido realizada teniendo en cuenta la necesaria resistencia a las heladas por la climatología de la zona.

Esperemos que muy pronto podamos mostrar los resultados.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje


Quizá puedan interesarte estos otros artículos: