DUCHAS SOLARES, avanzando en sostenibilidad

















Cada vez vamos tomando mayor conciencia sobre la importancia del uso racional de los recursos energéticos y de las negativas consecuencias que tiene para el planeta la huella ecológica que dejamos en las ciudades con nuestro ritmo de consumo.
En el diseño de jardines podemos contribuir a reducir esa huella con la minimización en la utilización de algunos de esos recursos siguiendo pautas de sencilla aplicación.Uno de los sistemas que se vienen imponiendo en el mercado son las duchas solares. 

Calentar el agua sin la utilización de sistemas activos de calderas es posible gracias al aprovechamiento de una energía limpia, “inagotable” y gratuita como la solar.

El funcionamiento es verdaderamente sencillo, pues consiste en la acumulación de agua en el propio cuerpo de la ducha y la captación de la energía solar mediante la exposición del material a la radiación. Para potenciar el efecto del calentamiento es necesario que la superficie exterior sea lo más oscura posible, siendo lo más recomendable la aplicación del color negro. Existen en el mercado multitud de modelos y la capacidad de estos depósitos está en una media de 20 l.

Con la utilización de una ducha solar podremos disfrutar de agua caliente en nuestras terrazas y piscinas ahorrando los costes energéticos de la puesta en funcionamiento de termos o calderas, con la consiguiente reducción de emisiones de CO2 al medio ambiente.

No obstante, no debemos pasar por alto un dato importante: La mayoría de los sistemas comercializados están confeccionados en PVC. ¿Sabías que los procesos de fabricación de este material son de los más contaminantes de las industrias?. Estamos avanzando mucho en el terreno de la sostenibilidad pero aún nos queda un largo camino por recorrer. 

A veces los productos que se comercializan como sostenibles no lo son tanto, pues los recursos que ahorran por un lado son incrementados por otro sin que el consumidor llegue a apreciarlo en muchas ocasiones.Aún así, la conclusión final es positiva, se trata de un paso adelante en el camino de la sostenibilidad y el ahorro energético, pero aún debe mejorar su concepción.


Adelante, ¡sigamos avanzando!.

Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje



Quizá puedan interesarte estos otros artículos: