Un par de consejos sobre sostenibilidad en la vía pública


                                                         





Talavera la Real (Badajoz) - Avda. de las Palmeras - Diseño: Ángel Méndez


Hoy quiero dejaros un breve post sobre algo que debería ser más habitual en nuestras ciudades; la verdadera sostenibilidad. Digo verdadera porque ahora vende mucho lo ecológico y sostenible pero, en muchas ocasiones, nos están vendiendo humo. ¿Qué quiero decir con esto?, muy sencillo: Para conseguir espacios públicos sostenibles es necesaria una configuración en origen, que estudie los procesos de transformación de la materia prima a utilizar en la obra civil, las distancias en los transportes, que sopese la dificultad de aclimatación de las plantas alóctonas y la facilidad de implantación de las autóctonas, sus cuidados, enfermedades o necesidades hídricas entre otros muchos factores.


Es una pena ver  en las vías públicas cómo se rellenan periódicamente parterres con flores de temporada que se marchitan a las dos semanas de ser trasplantadas; una inversión de tiempo y dinero que debe volver a repetirse en breve por el simple hecho de no elegir las variedades idóneas para cada situación. Se tiende a considerar que para dar color en la jardinería es imprescindible la utilización de este tipo de especies perecederas y nada más alejado de la realidad.

Otra cuestión a poner en debate es el posterior control de los riegos. En muchas ocasiones, se realizan las instalaciones, se ponen en marcha y a regar sin planificación. Es importante tener en cuenta que no en todas las estaciones la planta va a tener las mismas necesidades hídricas. Pero no sólo es influyente la estación del año a la hora de programar los riegos; la mayoría de las especies van necesitando progresivamente menos agua a medida que se van aclimatando al lugar y esto hace necesario ir reconfigurando las frecuencias de los aportes, sobre todo si utilizamos especies de bajo consumo.     


Os dejo una bonita imagen de una actuación que realicé en Talavera la Real (Badajoz); se me pidió que complementara la jardinería de una calle en la que únicamente existían palmeras en los parterres. Las directrices a seguir fueron precisamente las de dar un toque de color a una de las vías de acceso al núcleo urbano. Podríamos haber sucumbido a la tentación de las flores de temporada pero, en su lugar, se optó por macizos de Lavándula angustifolia bordeados en sus perímetros por Euonimus japonicus “aurea”. Con esta simple intervención conseguimos color durante todo el año, gracias al amarillo de las borduras y unas impresionantes praderas azuladas en primavera con la ayuda de la lavanda. Todo ello sin necesidad de sustitución continua de ejemplares y con un bajo consumo de agua.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje