RECOLECTA SEMILLAS EN OTOÑO

semillas silvestres
Diferentes semillas de la Dehesa Extremeña



















Llega el otoño y es tiempo de recolección de semillas. ¿Qué mejor manera de disfrutar a la vez de la jardinería y los paseos en contacto con la naturaleza?.

Organizando jornadas de senderismo paisajista podremos obtener las semillas necesarias para complementar nuestro jardín con plantas autóctonas, realizar pruebas de aprendizaje o, simplemente, investigar y conocer más de cerca nuestro entorno natural más cercano. 

Es una manera grata y divertida de pasar el domingo en familia, incentivando a los niños en el interés por las plantas.

Yo hice lo propio este domingo y pude recolectar simientes de algunas variedades de Cistus, orégano, poleo, hinojo o lavanda.

Es importante conocer las especies que recolectamos y, si es necesario, acompañarnos de una guía de consulta, pues algunas especies que encontramos silvestres no son adecuadas, por su toxicidad, para cualquier tipo de ajardinamiento. Este pudiera ser el caso del Torvisco (Daphne gnidium), que podemos ver en el semillero situado en el extremo izquierdo de la línea de debajo de la imagen.

No obstante, producir plantas a través de nuestras propias semillas no siempre será un proceso directo. Según las variedades, deberemos proceder a realizar algunas operaciones previas, como el lavado con ácido, el escarificado, el hervido o la estratificación, por lo que será necesario realizar las consultas necesarias si no estamos muy familiarizados con este tipo de operaciones y queremos tener éxito en la reproducción.


Os animo a salir al campo a disfrutar de la recolección, pero no olvidéis que este tipo de actividades deben hacerse siempre desde el máximo respeto al medio natural, de tal manera que nuestra visita no aumente la huella ecológica en el entorno.



Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:


Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje

Quizá puedan interesarte estos otros artículos:

Descubrir las aromáticas en plena naturalleza

Un jardín con amapolas