¿TRANSFORMAMOS el DEPÓSITO ELEVADO de PLAZA de CASTILLA en el MAYOR HUERTO URBANO?

LABORATORIO de PAISAJE URBANO
DISEÑO: Ángel Méndez


Arquitecto paisajista, Ángel Méndez










Transformar el depósito elevado de Plaza de Castilla, en Madrid, en un Centro de Investigación para el PAISAJE, con una residencia para becados, laboratorios, invernaderos, plataformas de cultivo y hasta salas de exposiciones, supondría la puesta en valor de una antigua infraestructura en desuso a favor de la aparición en la ciudad de todo un movimiento verde.

Lugar de investigación, divulgación y desarrollo, punto verde de producción para el suministro en parques y jardines, centro de formación para profesionales de la jardinería al servicio del Ayuntamiento, atractivo lugar de visita para estudiantes, centro cultural y expositivo en relación al paisaje y la naturaleza…son sólo algunos de los usos que plantea esta idea.

Y se trata de eso, una idea. Las láminas que se incluyen en este artículo no responden a ningún proyecto en redacción ni a concurso alguno. Simplemente son un pensamiento en voz alta, una aportación a la cada vez más extendida corriente de la cultura del paisaje como modelo urbano.

Ángel Méndez. Arquitecto I Paisajista 



Pincha para ampliar las láminas:

Arquitecto paisajista, Ángel Méndez

Arquitecto paisajista, Ángel Méndez

Arquitecto paisajista, Ángel Méndez


El depósito elevado, construido en la década de los cincuenta y dejado sin uso hacia 1960, posee un potencial sin igual para la rehabilitación y metamorfosis funcional que bien pudiera ser aprovechado. Su fuerte y peculiar estructura de hormigón es susceptible de servir como base para ampliaciones y cambios de uso, pues está concebida para soportar una elevada sobrecarga y su estado actual es óptimo.

De esta manera se plantea el suplemento de una nueva planta con mayor diámetro que el propio depósito para albergar una residencia de estudiantes o investigadores becados (50 plazas) y, sobre ésta, el complemento de capas destinadas al cultivo de plantas; desde invernaderos/semilleros donde realizar la multiplicación de especies, hasta plataformas elevadas destinadas al crecimiento de éstas.

Regalar una nueva piel a la base generando un espacio en altura multiplica las posibilidades programáticas, dotando al nuevo edificio de recorridos expositivos para el arte y la ciencia.

El hecho de actuar sobre una arquitectura concebida para almacenar agua, hace que un planteamiento basado en actividades relacionadas con ésta consiga mantener parte de la energía emocional contenida en su estructura. Por qué no, entonces, plantear incluso el mantenimiento de parte del depósito con su función original de almacenamiento. Parece oportuno aprovechar los bajos del tanque para recoger las aguas de lluvia y las escorrentías procedentes de los sobrantes de riegos, con el fin de su reutilización en la actividad de cultivos propuesta.

Un lugar transformado para albergar áreas de investigación, divulgación y formación. El espacio necesario para dar apoyo logístico y docente al personal de jardinería de la ciudad; punto de encuentro y visita didáctica para niños y jóvenes de colegios e institutos; sede de la investigación del paisaje urbano en España. Así se plantea esta actuación que nace del agua y la utiliza como medio de trabajo y comunicación con su entorno.

Podría convertirse éste en lugar de referencia para el desarrollo de técnicas en auge  a las que aún les queda recorrido de evolución. Entre estas técnicas cabría destacar el jardín vertical y los cultivos hidropónicos, consiguiendo así la puesta en funcionamiento de todo un Laboratorio de Paisaje Urbano.

En tres plantas en semianillos que aprovechan el recorrido solar podríamos encontrar: en primer lugar los invernaderos, donde se desarrollaría la actividad de semilleros y cultivos hidropónicos. En segundo nivel, la plataforma para cultivos arbustivos, para plantaciones de sol o de sombra según las proyecciones provocadas por el anillo superior. En la coronación del edificio se realizarían las plantaciones arbóreas. A su vez, la azotea del edificio se convertiría en un gran huerto urbano y espacio de experimentación para cubiertas ajardinadas.

Una propuesta basada en ARQUITECTURA SOSTENIBLE, con materiales reciclables, sistemas de construcción en seco, medidas pasivas para la eficiencia energética y dotación de energías renovables.



Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:


Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje


Quizá puedan interesarte estos otros artículos: