TELONES DE FONDO, plantas discretas
















Uno de los errores más comúnmente cometidos en el diseño de jardines es la realización de un listado con todas las plantas que nos gustan y, a partir de ahí, intentar utilizarlas todas.

Puede ocurrir con facilidad que esa selección basada en nuestras prioridades esté cargada de especies protagonistas, con floraciones de diversos colores, hojas de todo tipo de formas y tonalidades o necesidades dispares, por lo que será necesario un ejercicio de reflexión antes de seguir adelante. Todo ello sin contar con los diferentes estilos de jardines, que van a requerir de unos u otros tipos de plantas.

Aunque las primeras veces nos resulte costoso, debemos aprender a sintetizar, repasando varias veces la propuesta inicial y desechando todas aquellas candidatas que puedan producir la sensación de diseño sobrecargado. Para ello, quizá también debamos incorporar otras especies que en un principio no estaban previstas; son las “plantas discretas” que servirán de telón de fondo.

El concepto de plantas discretas es muy sencillo: simplemente necesitamos crear ambiente vegetal sin protagonismo para conseguir que las especies más destacables brillen con luz propia en el conjunto compositivo.

Imaginemos un macizo  que queremos resaltar, realizado con Gaura lindheimeri y bordeando un camino de tierra. Supongamos entonces que unos metros por detrás de éstas, existe una elevación con un parterre que hace de separación con otro ambiente. Si en este parterre sembramos Agapanthus africanus nuestra vista se desviará irremediablemente hacia ellos al pasar por el lugar. Sin embrago, si esa plantación contiene solamente un macizo de Pittosporun tobira, el resultado será totalmente contrario. Un conjunto de arbustos densos, de follaje verde apagado y altura media hará las veces de telón de fondo para las vaporosas flores de la Gaura, que resaltarán aún más y cobrarán protagonismo absoluto. Reservemos entonces el Agapanto para otra ubicación del jardín; tal vez unos metros más adelante. Posibilidades hay muchas, pero un ejemplo siempre es muy ilustrativo para captar el concepto.

Podemos encontrar multitud de variedades de plantas discretas que nos ayuden a conseguir este efecto;  por citar algunas: Buxus sempervirens, Myrtus communis, Ligustrum vulgare, Phyllostachys en cualquiera de sus variedades, Laurus nobilis, Rosmarinus officinalis, Prunus laurocerasus, Juniperus horizontalis y en general los setos y macizos de coníferas.

Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje


Quizá puedan interesarte estos otros artículos: