CÓMO HACER CAMINOS de JABRE para los JARDINES


Jabre granítico










Tan importante como la propia jardinería en un espacio exterior son los espacios de comunicación y transición. Los caminos de terrizos puede potenciar la belleza del resultado global del diseño si tomamos las decisiones adecuadas.

Realizar caminos con jabre puede ser una de las mejores opciones para conseguir un aspecto muy natural en el jardín, ya que, además de ser muy atractivo desde el punto de vista estético, nos ofrece otros beneficios.

Pero ¿qué es el jabre?, hablemos primero sobre este material.

El jabre es un árido obtenido de la molienda del granito, por lo que se trata de arenas de grano grueso, en diferentes granulometrías, en las que podemos encontrar cuarzo, feldespato y mica.

Para utilizar jabre en jardines debe dar un aspecto decorativo, por lo que es importante que extendamos un material seleccionado y de aspecto anaranjado. Para ello, es importante utilizar jabre rojo, es decir, obtenido a partir de granitos rojos o anaranjados, en lugar de grises o negros. Dependiendo de la roca original, obtendremos tonalidades diferentes.

Otro aspecto importante es que se trate de jabre cribado, con finas granulometrías, para asegurar un acabado cómodo de pisar, bonito de ver y homogéneo.

Detalle jabre rojo cribado










Los beneficios extra que nos aporta el jabre son dos: la compactación y el fácil drenaje.

Es un material que compacta bien sin llegar a la dureza de otros materiales como los terrizos con calcín de vidrio, por ejemplo. La capa más superficial del árido disgrega y quedan pequeños granos sueltos, pero dejando las capas inferiores compactadas, por lo que se hace muy cómoda la pisada. Hay que tomar precauciones en trazados con pendiente, eso sí, donde los desprendimientos de pequeños áridos pudieran provocar resbalones. 

En cuanto al drenaje funciona muy bien, a tratarse de áridos de diferentes granulometrías que dejan pasar el agua con facilidad. Por eso, si los caminos están bien ejecutados con los correspondientes drenajes complementarios, veremos que después de cada lluvia el camino queda transitable en poco tiempo sin hacer charcos.

Es un material que admite incluso el tráfico rodado moderado.

Yo lo utilizo mucho en mis jardines y suelo dotar al conjunto de 5 cm. de acabado superficial de jabre sobre 15 cm. previos de zahorra compactada. Importante que la zahorra sea drenante para que el paquete completo funcione correctamente. Podríamos llegar a utilizar el jabre sin zahorras previas, todo dependerá del uso y ancho del camino. Para una pequeña senda o vereda sería suficiente el jabre y para el tráfico de coches 15 cm. de zahorra + 5 cm. de jabre.

Imprescindible compactar el árido con una compactadora para conseguir el resultado esperado.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje

Quizá puedan interesarte estos otros artículos:

Mi nombre es Ángel Méndez, arquitecto y paisajista apasionado de la creación de espacios con magia.  Te invito a seguir este blog y echar un vistazo a la web del estudio, donde podrás encontrar algunos de mis trabajos.









Comentarios


Proyectos de Viviendas y Jardines EXCLUSIVOS