CROQUIS, aprende a realizarlos correctamente













Para poder comenzar a trabajar será necesario tener todos los datos de la parcela y, de esta manera,  confeccionar los primeros bocetos que con posterioridad pasarán a ser planos. Para ello será necesario que aprendamos la manera de acometer la realización de un croquis.

El croquis es aquel dibujo realizado a mano alzada, sin escala, en el cual anotamos la geometría de la parcela, los elementos existentes en la misma y todo tipo de datos necesarios para el posterior “levantamiento” o realización del plano base de trabajo.


Necesitaremos:

-          Carpeta rígida o tablilla
-          Papel
-          Portaminas (es útil utilizar más de un color)
-          Goma
-          Material de medida: cinta métrica, metro flexible, medidor laser y nivel de burbuja o laser





Cómo representar lo que vemos


La metodología del dibujo está universalizada, con la excepción de las unidades de medida, que pueden cambiar según los países.


Los perímetros de parcela se representarán con una línea si se trata de un vallado y con dos en el caso de que las delimitaciones estén compuestas por elementos con espesor, como un muro.



Es necesario conocer la medida que tiene cada una de los diferentes lados que conforman la geometría de la parcela.


Los muros seccionados se representan con doble línea gruesa y rayado interior a 45º con trazo fino.


En el ejemplo vemos además cómo se representan una puerta y una ventana.



Todo aquello que no esté seccionado se representará con líneas más finas y visto siempre en planta o desde arriba (cuando hablamos de croquis en planta). Quiere decir ésto que para tomar datos de medidas con un croquis no realizaremos dibujos en perspectiva.

En el caso de elementos que queden por encima de nuestra vista, los representaremos con líneas discontinuas.


Ejemplo del croquis de una pérgola con un banco:




En este ejemplo podemos observar cómo, al representar la planta como si cortásemos a la altura de nuestros ojos y mirásemos hacia el suelo, aparecen los pilares seccionados y, por tanto, con los perímetros más gruesos y el interior rayado a 45º. El banco quedaría por debajo de nuestra altura de observación y, de esta manera, no aparece seccionado, su trazo es más fino. Por último, las vigas que estarían por encima de nosotros se representarían con trazo fino y discontinuo, pues es la manera de informar que están ahí pero por encima de lo que estamos mirando.


Para poder llevar a un plano polígonos irregulares será necesario acotar las diagonales que unen los rincones opuestos. Es muy importante que tomemos estos datos sobre el terreno si queremos  que con posterioridad, en la mesa de dibujo, nos cuadren todas las medidas.


No debemos olvidar que un croquis de toma de datos es para nosotros, para ayudarnos a tener toda la información necesaria, por lo que no tiene que estar perfectamente delineado. Lo importante es que contenga los datos precisos y los entendamos bien.



¿Cómo se anotan las medidas en un croquis o plano?


Mediante lo que se denominan  “cotas”. Las cotas serán tomadas generalmente en metros y, cuando sea más conveniente según los casos, en centímetros.

Se representan mediante...

Líneas de referencia, que son las proyecciones de los vértices de la recta que se desea acotar.

Línea de cota, que es aquella que está comprendida entre las líneas de referencia y sobre la que se dispone la cota.

Extremos de la línea de cota. Son las marcas que indican los extremos de la línea de cota. Pueden estar compuestas por trazos cortos e inclinados a 45 º o bien por flechas.


A la hora de dibujarlas, recordad… que no se “os caiga nunca la cota”. Se representan, según el cuadrante en el que se encuentren dentro de un recorrido de 360º, de la siguiente manera, procurando que la línea de cota “sostenga” a la anotación.



¿Qué debemos anotar en el croquis?

No debemos olvidar:

-          Geometría del perímetro de la parcela.
-          Geometría y ubicación de todas las construcciones, elementos e instalaciones.
-          Cotas en planta de todas las geometrías existentes, sus separaciones y huecos.
-          Cotas en altura de desniveles y elementos salientes.
-          Cotas de diagonales cuando encontremos polígonos irregulares.
-          Ubicación de instalaciones, vistas y ocultas; aéreas y subterráneas.
-          Ubicación de árboles y plantas ya existentes.
-          Marcar la situación del Norte.
-          Todas aquellas anotaciones o aclaraciones que nos aporten información para el posterior delineado del plano.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje