CIPRÉS, la pincelada vertical en las composiciones





















Nombre científico: Cupressus sempervirens

Nombre común: Ciprés

  
La silueta del ciprés es única por su majestuosidad, contundencia y perfecta verticalidad. Se podría decir que añadir un ciprés a una composición arbórea es dar la pincelada necesaria para marcar, armonizar o romper un conjunto visual, según los casos.

Este árbol puede ser un hito en el camino, un faro en el horizonte o un obelisco en la llanura. Utilizado como elemento aislado o en composiciones de dos o tres ejemplares, aportará a nuestros jardines ensalzamiento de la tercera dimensión, obligándonos a elevar las miradas y transmitiendo energía con su silueta fastigiada.




Antes de decidir su ubicación, analiza el terreno desde todas las visuales posibles y estudia el lugar idóneo para aprovechar todo su potencial. Emergiendo en un alto cercano a la casa puede  marcar con contundencia el lugar pero, a su vez, en un cruce de visuales puede ser la vertical que armonice un conjunto de copas globosas, aunque éstas disten decenas de metros. Es un elemento imprescindible en el diseño con el que podemos jugar para regalar sensaciones a la vista, tanto si utilizamos el ciprés común como si lo hacemos con algunas de sus variedades “Stricta” o Totem”.



También puede ser utilizado en grandes grupos y como seto, obteniéndose siempre muy buenos resultados, pero es en su utilización individual, en pareja o trío donde reside todo su potencial compositivo.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje




Quizá puedan interesarte estos artículos relacionados: