Plumbago auriculata, diferentes usos para el diseño

Nombre científico: Plumbago auriculata
Nombre común: Plumbago, jazmín azul.










El plumbago es de esas plantas que no pueden faltar en nuestra lista de preferentes cuando hablamos del diseño de jardines. Este arbusto tan popular tiene una versatilidad de utilización que nos permite crear diferentes efectos sorprendentes siempre que sepamos controlar sus condiciones que, según las ocasiones, pueden llegar a ser todas unas “contraindicaciones”.

Sus flores azules son fácilmente reconocibles por la mayoría de la gente, pues se trata de una planta muy utilizada en jardínería.

Entre sus ventajas están el ser un arbusto perennifolio, de crecimiento rápido, tupido y que permite la poda. Florece todo el año de forma espectacular, exceptuando pocos de los meses más fríos, por lo que estará aportando su característico toque de color casi permanentemente.

Muy a tener en cuenta es su versatilidad como trepador, tapizante y colgante, pudiendo emplearse así de varias maneras y convirtiéndose en toda una herramienta del diseño.

Aunque su exposición ideal es al sol, en semisombra también nos dará buenos resultados, quizá con una floración menos intensa. Requiere suelos ligeros, con buen drenaje y una vez que está bien arraigado puede soportar bien la sequía.











En esta ocasión, se ha utilizado al pie de una palmera, creando un macizo que resalta la composición y en una ubicación de semisombra.











Como tapizante en una barrera crea un efecto único. En la imagen, da la bienvenida a un parque público ensalzando la visual de los accesos al mismo. 











Su efecto colgante es espectacular, comparable con el de la Bougainvillea pero con su cromatismo azul tan particular. En el caso concreto de la imagen, se observa incluso otro uso, el de seto continuo de masa libre.

Ante tantas ventajas de uso, ¿cuales son entonces sus “contraindicaciones”?

Debemos saber que su crecimiento es muy potente, por lo que no podrá colocarse en lugares con poco espacio, cerca de otras plantas que pueda colapsar o en las inmediaciones de pasos que pueda cerrar. Tanto su altura como su diámetro pueden oscilar entre el 1,75-1,90 m.

Otro factor en contra, que puede ser un inconveniente según los casos, es la suciedad que genera por la multitud de inflorescencias y su porte ramificado. Si pretendemos crear un espacio de muy poco mantenimiento, quizá no sea ésta la opción más adecuada de cara a la limpieza.

El tercer inconveniente, que no debe ser tal siempre que sepamos buscarle la ubicación adecuada, es su sensibilidad a las heladas. Si nos fijamos en todas las imágenes que acompañan a este post, con independencia del tipo de uso que se le esté dando, siempre está resguardado, bien por masas arbóreas, bien por su cercanía a paredes.


Espero que te haya servido este artículo y que, si te ha parecido interesante, me ayudes a difundirlo compartiendo el post.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje


¿Buscas un diseño para tu terraza o jardín?, contacta sin compromiso y cuéntame qué necesitas.

Quizá puedan interesarte estos otros artículos: