Cómo sacar partido a pequeñas intervenciones


                                                               














Diseño realizado por Ángel Méndez para el Ayto. de Badajoz


Uno de los recientes proyectos que he redactado ha sido para una pequeña intervención enfocada a recuperar varios parterres degradados en la vía pública. En principio, la actuación parecía estar bastante limitada en cuanto a diseño, pero estoy convencido de que en cualquier proyecto podemos obtener buenos resultados si tratamos de sacar siempre el mayor partido.


La obra será ejecutada por alumnos de una escuela de jardinería, por lo que el diseño a realizar tiene el valor añadido de que será para formar a futuros jardineros. De esta manera pensé en la importancia del conocimiento de la exposición solar y cómo ésta afecta a las diferentes variedades de plantas.

En la imagen adjunta se puede observar la distribución de especies según la predominancia en la proyección de sombras de la arboleda.

Al tratarse de franjas verdes preexistentes, con arboleda consolidada, las actuaciones se centrarán en resolver la jardinería de pequeño y mediano porte complementaria a la anterior. No obstante, se repondrán los ejemplares arbóreos desaparecidos con el tiempo, guardando la secuencia preestablecida.

Se realizarán composiciones de plantas y arbustos tapizantes y en macizo de flor bajo la premisa del bajo mantenimiento, resistencia a enfermedades y perfecta adaptabilidad a la climatología y la ubicación de la zona.

Al apreciarse que los Cedrus deodara han sido podados en sus bajos y conociendo la pérdida permanente de estas ramas al realizar este tipo de podas en las coníferas, se opta por repoblar los ámbitos de las mismas con Juniperus horizontalis, devolviendo si cabe parte de la estética de la composición con la incorporación de otra variedad de conífera rastrera a los pies de los cedros.

Existen áreas con excesiva proyección de sombra, por lo que se eligen variedades idóneas a este tipo de exposiciones como la Vinca major, Buxus sempervirens y Myrtus communis.

Los parterres se encuentran elevados, por lo que no conviene la utilización de plantas con un excesivo porte que colapsen la visual de la calle y queden fuera de escala; de esta manera en los perímetros de plantación se piensa en variedades como Erigeron Karvinskianus o Tulbaghia violácea. En segunda línea se prevé la utilización de Pittosporum tobira var. “Nana”, como planta frondosa que aporta fondo verde sin alcanzar gran altura.

Continuando con las áreas más soleadas, se plantarán ejemplares de Rosmarinus officinalis “Prostratus”, Santolina chamaecyparissus, Lavandula angustifolia y Thymus vulgaris.

En zonas puntuales, soleadas, se prevé la utilización de Gaura lindheimeri, que si bien, da más porte que el resto de variedades, posee una masa vaporosa que permite entrever entre sus flores; como zona ideal para esta planta serían los pies de las palmeras existentes.

La solución adoptada no persigue el colapso de variedades de plantas tapizando el total de las áreas, por lo que se prevé un perímetro exento mediante la utilización de gravilla sobre manta anti-raíz, preferiblemente árido de machaqueo de granito Gris Villar (cantera de Villar del Rey), como material sostenible por su cercanía de producción y reducida distancia de transporte, a la vez de su resultado estético de gran elegancia.


Un resultado sencillo pero elegante, con la utilización de plantas de bajo consumo hídrico y efecto pradera, que servirán a su vez como ejercicio sobre exposiciones solares a los alumnos de jardinería que lleven a cabo el montaje de este proyecto.


Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje