HUERTOS URBANOS SOLIDARIOS

Ángel Méndez













Construyendo educación ambiental: un huerto para todos
Fundación Regazo
19/03/2014


Siempre es gratificante hacerse eco de noticias relacionadas con la solidaridad que en estos tiempos tan difíciles está emergiendo por toda la geografía de nuestro país. Parte de esa aportación a las personas más necesitadas se está haciendo desde el desarrollo de la agricultura urbana, con la implantación de lo que se han denominado huertos solidarios.

Hace ya algunos años que se impuso la práctica del huerto urbano como una manera de cultivo para el autoconsumo, con el aprovechamiento de zonas antes infrautilizadas, como las cubiertas de los edificios, los patios de comunidad de vecinos o solares sin edificar. Estos huertos están contribuyendo a enriquecer nuestro patrimonio verde en la ciudad, con el valor añadido de la producción de verduras y hortalizas para el consumo. Lo apasionante en este caso es ver como una idea inicialmente enfocada al simple aprovechamiento de estos espacios de forma útil, ha derivado en la práctica de la solidaridad  por parte de la administración, organizaciones y particulares que ponen al servicio de la causa sus terrenos e incluso medios con el fin de ayudar a quien lo necesite. Algo tan sencillo como teclear en la red “huerto urbano solidario” nos dará una clara idea de cómo crece este movimiento con multitud de ejemplos como los de los ayuntamientos de Nules y Vinarós o la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y su iniciativa en colaboración con la Obra Social Caja Madrid para poder disponer de un mini huerto con vistas a la ciudad a la vez que se genera trabajo para personas con discapacidad intelectual. Tampoco faltan ejemplos fuera de nuestras fronteras, como puede ser el caso de la Fundación Regazo, que es una institución sin ánimo de lucro en Chile que acoge a niños y niñas en exclusión social y, entre sus proyectos, tiene el del huerto ecológico ubicado en el Hogar Sor María del Carmen de la Vega, como herramienta de concienciación ecológica desde la infancia.

















Huerta de Montecarmelo
Fundación Carmen Pardo-Valcarce
19/03/2014


Realmente es muy sencillo poner en marcha un proyecto de este tipo. Solamente se necesita un espacio donde cultivar, agua para el riego y colaboración ciudadana. A partir de ahí, posibilidades hay muchas; desde ayuntamientos que ponen a disposición de los usuarios las diferentes parcelas cultivables, una caseta donde guardar las herramientas y servicio gratuito de riego, hasta particulares que ceden un solar sin ánimo de lucro a cambio de la satisfacción de saber que otras personas se beneficiarán de trabajar la tierra. Estamos asistiendo a un periodo de reflexión colectiva abrumados por los tiempos que corren y si algo positivo nos ha aportado la actual crisis económica, ha sido la concienciación por el valor de las cosas realmente importantes.

Enseñemos entonces a los niños el valor de la agricultura dándoles un pequeño espacio donde plantar sus semillas y admirar como éstas se convierten en grandes matas productivas. Dejemos que disfruten asistiendo a la magia de la maduración de los frutos y se diviertan con la recolección, aprendiendo mientras juegan que la naturaleza nos aporta todo lo necesario para nuestro alimento. Hagámosles partícipes de esta iniciativa para que aprendan que hay personas que no tienen el sustento garantizado pero que, con la ayuda de los demás, pueden dar de comer a sus hijos. En todo huerto solidario debiera existir un área infantil destinada a crear conciencia, aunque lo cierto es que en nuestra propia casa podemos enseñar a los niños; un recipiente con tierra al sol y una regadera bastarán para iniciarlos en la agradecida tarea y contribuir a su desarrollo emocional.















Didácticos, decorativos y prácticos estos mini-huertos de diseño.
AG ECO HUERTOS – AIR GARDEN
19/03/2014


El huerto urbano nos abre un amplio abanico de posibilidades para el aprovechamiento de espacios, el desarrollo personal, la ayuda a familias necesitadas y la motivación de los niños, por lo que  toda noticia sobre la nueva creación de este tipo de cultivos es motivo de orgullo para una sociedad capaz de reaccionar y adaptarse a los cambios.


ENLACES DE INTERÉS









Si te gusta este blog, también puedes seguirme en:

Facebook: Paisajismo Ángel Méndez   ¿me das un ME GUSTA?

Visita la Web del Estudio Ángel Méndez - Arquitectura + Paisaje